jueves, 20 de septiembre de 2012

Casi tres décadas sin Angelito


El 19 de septiembre de 1983 falleció Ángel Labruna, a la temprana edad de 64 años. El Feo se fue como sólo él podía hacerlo: dejando a River en lo más alto del país.
Nadie lo esperaba. Tomó a todos por sorpresa. Se había ido un grande, un gigante, un eterno referente del paladar negro riverplatense.
El 19 de septiembre de 1983, hace exactamente 29 años, Ángel Amadeo Labruna se encontraba en un sanatorio con Ubaldo Matildo Fillol cuando cayó en los brazos del arquero a causa de paro cardíaco.
River perdía a su máximo ídolo a la temprana edad de 64 años, y el mundo del fútbol lloraba a un Ángel que supo hacer historia.
Labruna había hecho historia durante casi 20 años dentro de la cancha, donde marcó 293 goles -récord absoluto del fútbol argentino- y logró 9 títulos con el Millonario.
Como si se tratara de una película, después de su retiro, River estuvo 18 años sin salir campeón, hasta que logró volver lo más alto de la mano de un tal Ángel Amadeo Labruna.
Pero el final del Feo no fue como todos soñaban: después de desparramar talento como centroforward y de consagrarse campeón en 6 oportunidades como técnico, Angelito fue despedido del club en 1980.
Hoy, a casi tres décadas de su partida, todo River lo recuerda como el gigantesco jugador, técnico e hincha millonario que fue. Decirle gracias está de más. ¡Angelito, el más grande, lejos!
La historia de Ángel Labruna en River, en imágenes y video: