domingo, 2 de septiembre de 2012

El plantel fue recibido a puro banderazo en Paraná



River arribó al Litoral en medio de una verdadera fiesta millonaria. La filial riverplatense en aquella ciudad organizó una bienvenida que se hizo esperar por varios meses.
La delegación de River, compuesta por 24 jugadores y el cuerpo técnico, llegó a la capital de Entre Ríos minutos antes de las 20 y luego de un viaje de más seis horas en colectivo, ya que los dirigentes no consiguieron a tiempo el permiso que los habilitara a despegar de Aeroparque en un vuelo chárter.
Pero al arribar a Paraná, el fastidio y el cansancio del viaje quedaron de lado: más de 300 hinchas de River se agolparon contra las puertas del Hotel Suites & Towers para recibir al conjunto dirigido por Matías Almeyda y encabezado por David Trezeguet.
Allí desataron una verdadera fiesta que tuvo tanto entusiasmo como tiempo postergado. Es que la filial de River en Paraná había armado este recibimiento para cuando La Banda viajó a Santa Fe para enfrentar a Patronato. Pero en aquella oportunidad, no recibieron entradas para ingresar al Cementerio de los elefantes y debieron cancelar gran parte de lo que habían organizado.
Sin embargo, esta tarde, se sacaron las ganas a puro delirio y carnaval. Organizaron un banderazo multitudinario que resonó con fuerza por toda la ciudad y que también generó eco en el plantel. Luciano Abecasis, por caso, a través de su cuenta en Twitter escribió: "Impresionante recibimiento de la gente en Paraná! Una locuraa!!!!".
Sí, la clásica locura riverplatense esta vez replicada en el Litoral.