jueves, 22 de agosto de 2013

BERNABE FERREYRA

El gran Bernabé Ferreyra nació el 12 de Febrero de 1909 en Ruffino, Provincia de Santa Fe. A los 14 años debutó en Newery de su provincia, gracias a su gran poder goleador. A los 18 años se fue a jugar al BAP de Junín. Llegó a Bunos Aires en 1929 para jugar en Tigre y en su debut le convirtió cuatro goles a El Porvenir. Al convertir tantos goles fue pedido por dos equipos para las giras que se realizaban en esas épocas. Con Huracán fue a Brasil donde participó de 8 partidos y convirtió 11 goles y con Vélez realizó una gira por toda América donde jugó 26 partidos y marcó 39 goles, realmente un goleador con un gran poder de gol en las áreas contrarias.
La "Fiera", como lo apodaban, debutó en la Selección Argentina el 25 de mayo de 1931 contra Uruguay por la Copa Lipton; no jugó bien y fue muy criticado por la prensa. Luego de jugar en Tigre en 1932 fue transferido a River, quién pagó 50.000 pesos de esa época. El debut en el conjunto riverplatense fue el 13 de marzo del mismo año frente a Chacarita, el partido terminó 3-1 a favor de River y Bernabé marcó 2 goles. En las siguientes 11 fechas del Torneo de 1932 marcó 17 goles más, sumando 19 goles un récord todavía no igualado por nadie en toda la Historia del Fútbol. Es el máximo tercer goleador en la historia de River. Los goles se los convirtió a Chacarita el día del debut, Tigre, Argentinos, Estudiantes, Ferro, Quilmes, Platense, Gimnasia LP, Vélez, Talleres RE, Lanús y Racing. A fuerza de tantos goles exigió a los dirigentes de River un automóvil y permanecer en su ciudad (Ruffino) de lunes a jueves para luego los viernes sumarse a la concentración con el resto del Plantel. La única deuda la tuvo con la Selección en la que solo jugó cuatro partidos y no marcó ningún gol.
Fue tal lo que generó "La Fiera" gracias a su gran cantidad de anotaciones que la hinchada de River Plate colmó todos los Estadios para ver a éste espectacular goleador.
Los números totales de Bernabé Ferreyra en River son: 185 partidos jugados y 187 goles, otro récord ya que convirtió más goles que partidos jugados, llegando a un promedio de 1,01 gol por partido.
El último partido que disputó fue el 11 de mayo de 1939 contra Newell's por el Torneo de ese mismo año. El partido terminó 2-2 pero extrañamente él no marcó goles. Se retiró a los 30 años y no aceptó nunca ser director técnico.
Murió el 22 de mayo de 1972.